¡La cola de camiones es mala noticia!

Los funcionarios oficiales se llenan la boca mostrando la enorme cola de camiones en los puertos y fábricas agroindustriales como un ejemplo de la pujanza del país.

La contracara de esta situación muestra las deficiencias de nuestra infraestructura y uno de los factores que más castigan al sector de transporte automotor de carga.

Un camión parado, esperando por días para ser descargado, es un camión subutilizado.

Su ecuación económica es tarifa por rotación. Con tarifas pobres e incapacidad de hacer kilómetros por demoras en la descarga, la rentabilidad del transportista para hacer la diferencia en momentos de gran demanda cae irremediablemente. El sector sigue castigado y el Estado sigue equivocándose con la mirada.

Autor: Oscar Algranti, CEO de Logística Integrada S.A.

¡La cola de camiones es mala noticia!