Los choferes ¿son parte de la solución o del problema?

El marco laboral para el sector del transporte automotor es uno de sus principales problemas. Los choferes han cerrado, durante varios años, paritarias que han llevado sus ingresos netos y beneficios a límites incompatibles con la actividad.

Sin embargo, quedan pocos choferes buenos, que cuiden su trabajo, su camión y les interese la relación laboral permanente. La paradoja es que estas condiciones extraordinarias han atraído a choferes sin compromiso, sólo orientados a hacer plata. Exigen sin hacer su trabajo como corresponde y si no obtienen lo pedido se consideran despedidos y se van a otro transporte. Es un contrasentido que, para tomar un trabajo, los dueños de camión tengan que preguntarle al chofer si le interesa.

Este es uno de los aspectos donde el Estado debe tener un rol principal estableciendo marcos regulatorios que promuevan el dialogo entre las partes.

Aquí también debemos abandonar las miradas corporativas por las que cada uno defiende lo suyo aún a costa de lastimar de muerte el negocio. Debemos ponernos de acuerdo para agrandar la torta y no sólo sacarle el pedazo más grande. Debemos pasar de los individual a lo colectivo, volver a la cultura del trabajo que nos hizo grandes como sociedad y como país.

Autor: Oscar Algranti, CEO de Logística Integrada S.A.

Los choferes ¿son parte de la solución o del problema?